Refrigeración Refrigeración
Lavado y secado Lavado y secado
Cocción Cocción
Más para el hogar Más para el hogar
Aires acondicionados Aires acondicionados
Refrigeración
Lavado y secado
Cocción
Más para el hogar
Aires acondicionados

¿La secadora encoge la ropa? 5 trucos para evitarlo

la secadora encoge la ropa

Muchas personas suelen preguntarse si la secadora encoge la ropa. Este es uno de los temores más frecuentes de los usuarios, dado a que, hoy en día, la secadora es un electrodoméstico imprescindible en muchos hogares. Aquí respondemos dicha interrogante.

¿La secadora encoge la ropa?

La secadora puede llegar a encoger la ropa, pero no es algo inevitable, ni afecta a todas las prendas de la misma manera. Esto ocurre debido a la combinación de calor y movimiento dentro de la secadora, que puede causar que las fibras de las telas se constriñan. Las telas naturales como el algodón y la lana son particularmente susceptibles al encogimiento bajo estas condiciones​.

Sin embargo, con la tecnología avanzando constantemente, es posible minimizar los riesgos y seguir disfrutando de las ventajas que ofrece este electrodoméstico. La clave está en conocer algunos trucos y consejos prácticos que nos permitirán cuidar nuestras prendas y evitar sorpresas desagradables. 

Trucos para evitar que la ropa se encoja por la secadora

1. Usa las configuraciones adecuadas

Una de las razones principales por las que la ropa puede encogerse en la secadora es el uso incorrecto de las configuraciones de temperatura y tiempo. Es crucial entender que no todas las prendas son iguales y, por lo tanto, requieren tratamientos distintos.

Las prendas hechas de algodón, por ejemplo, tienden a ser más susceptibles al encogimiento. La ropa de algodón se encoge en la secadora cuando se seca a altas temperaturas. Para evitar esto, es recomendable utilizar la configuración de secado en frío o bajo. Además, dividir la ropa por tipos de tela antes de secar puede prevenir daños.

2. Evitar ciclos de secado largos y calientes

Los ciclos cortos y a baja temperatura son más seguros para la mayoría de las telas. Si es posible, saca las prendas de la secadora cuando aún estén ligeramente húmedas y déjalas secar al aire.

Las secadoras con sensor de humedad son una excelente opción, ya que ajustan automáticamente el tiempo de secado según la humedad detectada en las prendas. Esto no solo evita el encogimiento, sino que también protege la ropa de la sobreexposición al calor.

3. Prepara la ropa antes de secar

Preparar adecuadamente la ropa antes de colocarla en la secadora puede hacer una gran diferencia. Primero, es importante leer las etiquetas de cuidado en cada prenda. Estas proporcionan información valiosa sobre la temperatura y el método de secado adecuado.

Encoge la ropa la secadora si no se siguen las recomendaciones de cuidado. Por ejemplo, algunas prendas pueden requerir secado al aire libre o en una secadora a baja temperatura. Asegúrate de cerrar cremalleras, abotonar botones y voltear las prendas al revés para reducir el desgaste y el encogimiento.

Para aquellas prendas que temes que puedan encoger, considera utilizar una bolsa de lavado de malla. Esto proporciona una capa adicional de protección contra el calor directo y el movimiento constante dentro de la secadora.

4. Escoge entre secadora eléctrica o de gas

Es importante considerar si optar por una secadora eléctrica o de gas. Cada tipo tiene sus propias ventajas y desventajas, pero en términos de cuidado de la ropa, ambas pueden ser igual de efectivas si se usan correctamente.

Las secadoras de gas suelen ser más eficientes en términos de energía y pueden secar la ropa más rápido, lo que reduce el tiempo de exposición al calor. Por otro lado, las secadoras eléctricas son más comunes y pueden ofrecer una variedad de configuraciones de temperatura y tiempo que ayudan a proteger la ropa.

Independientemente del tipo, siempre es esencial seguir las instrucciones del fabricante y no sobrecargar la secadora. Una carga excesiva puede impedir que el aire caliente circule correctamente, aumentando el riesgo de encogimiento.

5. Opta por secadoras con tecnologías avanzadas

Las secadoras modernas vienen equipadas con tecnologías que ayudan a proteger la ropa de daños. Las secadoras con sensor de humedad, mencionadas anteriormente, son un ejemplo excelente.

Otra tecnología útil es el secado a vapor, que reduce las arrugas y refresca las prendas sin exponerlas a altas temperaturas prolongadas. Al considerar la compra de una nueva secadora, busca modelos que ofrezcan estas funciones avanzadas.

¿Qué hacer cuando la ropa se encoge?

que hacer cuando la ropa se encoge

A veces, a pesar de nuestras mejores intenciones y esfuerzos, la ropa puede encogerse, no necesariamente por la secadora. Saber qué hacer cuando esto sucede puede salvar tus prendas favoritas. 

Un método efectivo es remojar la prenda encogida en agua tibia con un acondicionador de cabello. Este proceso ayuda a relajar las fibras de la tela.

Después de remojar, estira suavemente la prenda a su forma original y déjala secar al aire. Es importante no usar la secadora nuevamente hasta estar seguro de que la prenda ha recuperado su tamaño original.

Saber cómo quitar lo encogido de la ropa puede requerir paciencia, pero el método recomendado ha demostrado ser útil para muchas personas. Además, siempre es una buena idea probar en una pequeña parte de la prenda primero para asegurarse de que el método sea seguro para el material específico.

La secadora encoge la ropa si no se usan las configuraciones adecuadas y no se prepara correctamente la ropa antes del secado. Con los consejos y trucos mencionados, es posible minimizar este riesgo y mantener tus prendas en excelente estado.